¿Sabes qué es un gato del desierto?

Una especie de felino poco conocida es el gato del desierto. Este se caracteriza, precisamente, por habitar en los desiertos y por su pequeño tamaño. A continuación podrás aprender más acerca de este interesante animal.

También conocido como gato de las arenas o gato de las dunas, posee el nombre científico de Felis margarita. Pertenece al género Felis de la familia Felidae, es decir, los félidos o felinos. Es uno de los felinos mejor adaptados para la vida en los desiertos.

¿Sabes qué es un gato del desierto?
¿Sabes qué es un gato del desierto?

Características del gato del desierto

Una de las características más destacadas del gato del desierto es su cabeza ancha y grandes orejas. Esto le permite tener un mejor sentido auditivo, además de poder eliminar el exceso de calor mediante las orejas.

En cuanto a su tamaño, estos felinos pueden llegar a medir hasta 50 centímetros de longitud desde la cabeza hasta el comienzo de la cola. Por su parte, la cola del gato del desierto puede medir hasta 30 centímetros. El peso máximo que estos ejemplares pueden alcanzar es de 3,5 kilos.

Respecto a su pelaje, este es de color arena, lo que le ayuda a camuflarse perfectamente en el desierto. Por lo general, el pelo de este felino no tiene manchas, aunque en las patas delanteras suele presentar dos líneas negras. Asimismo, su cola también tiene algunas rayas negras.

Otra característica especial del gato del desierto son sus patas. Estas, a diferencia de los demás félidos, están completamente cubiertas por pelo. Esta característica casi única le ayuda a soportar las altas temperaturas que las arenas del desierto pueden alcanzar.

Alimentación y hábitos

El Felis margarita es un felino carnívoro, lo que quiere decir que su dieta se basa en proteína obtenida de la caza de otros animales. Entre sus alimentos preferidos se encuentran los roedores, tales como los ratones o gerbos. No obstante, también pueden alimentarse de pájaros, insectos y arañas.

Además, son capaces de alimentarse de serpientes, incluso si estas son venenosas. Pero el gato del desierto también tiene sus propios depredadores, tales como las lechuzas y los chacales. Otro dato importante que se debe señalar es el hecho de que el agua que sus cuerpos necesitan, la pueden obtener de sus presas.

En cuanto a sus hábitos, este felino, al igual que la mayoría de las especies de esta familia, son nocturnos. Por lo tanto, su mayor actividad la realizan durante la noche, es decir, prefieren salir de caza cuando se oculta el sol.

Durante el día, cuando el sol es fuerte, prefieren ocultarse entre rocas para protegerse del calor abrasador. Cabe señalar que, estos animales son solitarios, por lo cual no se le verá en grupos. A pesar de esto, no son territoriales.

Distribución del gato del desierto

El Felis margarita se distribuye en distintos desiertos, tales como los de Afganistán, Arabia, Sahara, Pakistán y Turkmenistán. Actualmente, es una especie considerada como ‘Casi amenazada’.

Sin duda, estos gatos del desierto son animales realmente fascinantes. Se estima que pueden llegar a vivir alrededor de 13 años estando en cautiverio. No obstante, hasta el momento, se desconoce cuánto pueden sobrevivir en estado salvaje.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *